Loterías lo ha vuelto a hacer. Como cada año su anuncio de Navidad se convierte en trending topic, y no solo en las redes, sino en las cafeterías, oficinas y en la calle. Las fiestas se prestan a ello, y las marcas han buscado tradicionalmente la fórmula para destacar en la vorágine de anuncios títpicos de estas fechas y cargados de lentejuelas, reencuentros, perfumes y turrones.

Desde las entrañables Burbujas de Freixenet a la emotividad de los anuncios de El Almendro o Campofrío, la competición por ser el anuncio más veces convertido en noticia, más comentado, compartido e imitado, que para algo sirven también en Navidad los memes, ha elevado la categoría de anuncio a otra dimensión, la de ‘cuento de Navidad’. Detrás de cada spot de éxito, como detrás de cada buena noticia, lo que hay es una historia, un relato que impacta, emociona y que merece ser mencionado.

El ranking de Metrópolis Comunicación de mejor anuncio de la Navidad, dice así:

5. Lotería y el día de la marmota. Tras convertir al ‘Calvo de la Lotería de Navidad’ en incono de la suerte, desde 2006 Loterías y Apuestas del Estado dió un giro introduciendo en sus spots valores como el de la solidaridad porque “el mayor premio es compartirlo”. Bajo el título 22 otra vez , el anuncio de este año es un guiño a la película Atrapado en el tiempo, protagonizada por Bill Murray. Por algún extraño motivo, un cerrajero egoísta y malhumorado, cada mañana del 22 de diciembre se levanta sabiendo que le va a tocar el primer premio, pero no es realmente feliz hasta que decide compartirlo y acabar así con el bucle infernal.

Muchos se habrán quedado con las ganas de que Loterías resucitara la memoria de la genial Montserrat Caballé que junto a Raphael, Marta Sánchez, David Bustamante y Niña Pastori protagonizaron en 2013 el anuncio más parodiado de la historia pero Loterías, un año más, ha tirado por lo emocional.

 

4. Volkswagen recupera a Edu. En 1997 un niño llamado Edu se convirtió en el más famoso de la Navidad, gracias a un anuncio de la marca de telefonía móvil Airtel (hoy Vodafone). El pequeño tiraba de agenda para llamar a todos sus familiares y amigos y decirles “Hola, soy Edu, feliz Navidad”. La marca de automóviles Volkswagen, inmersa en la batalla de recuperar la confianza de la gente,  ha encontrado en la nostalgia y en Enrique Espinosa, el actor que dio vida a Edu, la clave, convirtiéndole en el protagonista de su campaña navideña. En la versión 2018 del que fuera uno de los primeros anuncios virales cuando aún no existían las redes, Edu vuelve a colarse en nuestras vidas y coge su Volkswagen para felicitar en persona a sus seres queridos.

 

 

3. Ruavieja, tenemos que vernos más. “Estamos programados para evitar pensar en el tiempo que nos queda por vivir así tenemos la sensación de que siempre tendremos la oportunidad de hacer las cosas que nos hacen felices” nos cuenta Ruavieja y nos da una lección magistral porque, si supieras el tiempo que te queda para pasar con los tuyos tú también lo dirías claro y directamente: ‘Tenemos que vernos más’ y si no, por lo menos, te comparto este spot:

2. El anuncio de Ikea que te puede hacer llorar. ¿Cuánto Sabes de tu familia? Es la sencilla pregunta que hace Ikea en el concurso ‘Familiarizados’ en su anuncio de estas fiestas. Si años atrás ya había conseguido emocionarlos con su ‘otra carta’ a los Reyes Magos, en esta ocasión nos toca de nuevo la fibra sensible, haciéndonos reflexionar para que en estas fechas desconectemos para volver a conectar porque “Cada día tenemos la oportunidad de conocer mejor a las personas que nos rodean”, dicen.

1. Campofrío – La tienda LOL. El anuncio por excelencia de esta Navidad lo firma la marca de alimentación que mejor ha sabido cocinar el humor. Parodiando el lujo que irradian los anuncios de joyas propios de estas fiestas eleva el chiste y la risa a la categoría de producto necesario y lanza un mensaje a la línea de flotación de los ofendiditos esos que en los últimos meses le han querido poner límites al humor. https://elpais.com/cultura/2018/12/18/television/1545137381_986933.html

Y como no hay anuncio de éxito de Navidad sin parodia aquí les dejo el “tenemos que vernos un fisquitito menos” de Darío López. Tampoco nos vamos a aborrecer.

Irene Maeso

Directora de Negocio y Nuevos Proyectos