El diseño moderno de las empresas obliga en muchos casos a la descentralización y, por lo tanto, a la dispersión territorial. Como consecuencia, muchos de nuestros clientes unen esta dispersión a la diversidad de áreas que contemplan y la necesidad de que les ofrezcamos perfiles cada vez más especializados, independientemente de dónde se encuentren. Cada día más, en definitiva, nos vemos abocados a trabajar en red, con sistemas de colaboración que hace unos años eran impensables y que las nuevas herramientas digitales ponen a nuestra disposición.

Hace sólo unos días coincidimos en Sevilla parte del equipo de profesionales de Metrópolis Comunicación que trabajamos para la Orden Hospitalaria San Juan de Dios. Allí nos reunimos el community manager, tres periodistas en funciones de consultores de comunicación y el coordinador del cliente (todos presentes en la imagen que ilustra este post); una porción de un equipo que incluye, además diseñadores gráficos, informáticos, etc. Todos trabajan bajo la misma estrategia, pero desde distintas ciudades y atendiendo distintos grados de especialización. Es un equipo diverso para atender a un cliente disperso en el ámbito territorial, presente en muchas ciudades de España, y con necesidades en distintos ámbitos de la comunicación.

Parte del equipo de Metrópolis para San Juan de Dios. De izquierda a derecha: Óliver Rivero (community manager), Olga Pérez Barbero (periodista), Concha G. Espinal (periodista), Santiago Pérez (responsable del proyecto) y Raquel Lozano (periodista)
Parte del equipo de Metrópolis para San Juan de Dios. De izquierda a derecha: Óliver Rivero (community manager), Olga Pérez Barbero (periodista), Concha G. Espinal (periodista), Santiago Pérez (responsable del proyecto) y Raquel Lozano (periodista).

El desarrollo del trabajo actual es cada vez menos presencial y con mayor aprovechamiento de la potencia que ofrecen las herramientas de trabajo colaborativo, como Basecamp, Slack o Google Suite en nuestro caso. Estas herramientas nos permiten desarrollar nuestra actividad perfectamente coordinados, bajo una misma dirección y estrategia.

Talento, profesionalidad y dedicación son tres premisas básicas del trabajo diario de todos nuestros compañeros, pero el uso, cada vez mayor, de las herramientas digitales que están a nuestro alcance nos coloca en una posición competitiva muy interesante y nos permite afrontar con garantías proyectos geográficamente dispersos e, incluso, clientes alejados de nuestros mercados naturales de proximidad. Para ello, la apuesta por la formación continua y la apuesta por la Transformación Digital dentro de nuestra empresa nos está ayudando a consolidar nuestros proyectos y a afrontar nuevos retos.